Trucos para ahorrar a la hora de hacer la compra

El gasto de la cesta de la compra en España, según los datos que elabora el Instituto Nacional de Estadística, a través de la Encuesta de Presupuestos Familiares y que sirve para elaborar el IPC con la información de 24.000 hogares españoles y los precios de  220.000 referencias,  nos indica  que en el año pasado algo más del 22% de nuestro presupuesto se nos fue en la cesta de la compra, concretamente en alimentos y bebidas, así como tabaco, consumo que subiría un 13,59 % más, si le añadimos el consumo en bares, restaurantes, cafeterías y hoteles, concretamente la partida más alta en toda la Unión Europea, dato que se argumenta ya que somos el país con el ratio más alto de bares y restaurantes por habitante.

Según el último estudio de supermercados de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en España es posible ahorrar hasta 2.712 € sólo por elegir un supermercado u otro. Lo cierto es que, independientemente donde vivamos, hay una serie de consejos que nos pueden ayudar a ahorrar en la cesta de la compra sin perder por ello en calidad y cantidad de lo que compramos.

Planifique con anticipación

Normalmente al cabo del tiempo, por nuestro estilo de vida y de alimentación, hay un porcentaje alto de productos de la cesta de la compra que repetimos, y que al cabo del año pueden suponer el gasto mayor realizado. Es conveniente por tanto reconocer esos productos y ver dónde se encuentran más económicos. Estos pueden ser la referencia para elegir un supermercado u otro. A la hora de elaborar una lista de la cesta de la compra, hay que diferenciar los productos que habitualmente adquirimos, y hacer otra con los que necesitamos de forma esporádica. Llevar una lista planificada basada en lo que vamos a necesitar, nos ayudará a evitar gastos superfluos.

Aprovéchese de las promociones

En España es posible ahorrar hasta 2.712 € sólo por elegir un supermercado u otro.

Si además somos fieles a una tienda, es normal que al cabo del tiempo podamos ahorrar precisamente a través de las promociones que la mayoría de las empresas realizan para fidelizar a sus clientes.  Estas promociones en precio, o la mayoría, en producto, debemos aprovecharlas siempre y cuando estén dentro de las necesidades que tengamos, no porque sean simplemente una promoción interesante.

Mirar las etiquetas

Por legislación la mayoría de los productos debe indicar una referencia común en precio, teniendo en cuenta que no todos los envases son por ejemplo del mismo tamaño. Esta referencia nos ayudará a comparar los precios de diferentes marcas, al compararlos por la unidad base, es decir, por kilos, litros, lavados, u otras medidas.

Los productos envasados son más caros

Normalmente en la mayoría de los supermercados y tiendas de cercanía es más barato comprar. Concretamente en los productos perecederos –verduras así como las carnes y pescados-, adquirirlos al peso resulta más económico que comprarlos en bandejas previamente elaborados. Es interesante conocer el precio por kilo en la bandeja para poder comparar, además de comprar lo que realmente necesitamos.

Dejar respuesta