Algunas medidas para conservar la temperatura del hogar en invierno.

Un buen aislamiento del hogar es esencial para evitar pérdidas de calor en la época invernal. La mayoría de las veces una buena parte de la energía utilizada por la calefacción es desperdiciada sin necesidad debido al mal aislamiento del hogar, especialmente debido al mal cierre de las ventanas y puertas.

Todos queremos una temperatura agradable en nuestro hogar y si además podemos reducir el gasto de energía en calefacción, muchos mejor. Para lograr esto simplemente debemos seguir algunas recomendaciones:

  • La manera más simple de mantener una temperatura agradable en una casa, consiste en dejar entrar el calor del sol durante el día abriendo las ventanas y subiendo las persianas. Así, aprovecharemos el calor otorgado por la luz del sol. Por las noches lo indicado es cerrar las persianas y cortinas, de esta manera evitamos perdidas de calor a través de los cristales.
  • Otro de los consejos a seguir, es reducir las necesidades de calor ventilando la vivienda solamente el tiempo necesario. Generalmente solo son necesarios diez minutos para ventilar totalmente el hogar. Dejar las ventanas abiertas durante más tiempo, provoca una pérdida de calor innecesaria.
  • Aislar ventanas, fachadas, suelos y techos facilita en gran medida el ahorro de energía, ya que las fugas de calor al exterior tienen lugar a través de las ventanas, paredes y persianas, por lo tanto si logramos aislar correctamente estos sectores de la vivienda podríamos tener un ahorro de hasta el 40% en gastos de calefacción.

…buena parte de la energía utilizada por la calefacción es desperdiciada debido al mal cierre de las ventanas y puertas.

Las paredes que dan al exterior

Conviene proteger las paredes correctamente con materiales aislantes, especialmente si se trata de paredes macizas o huecas. En el mercado se encuentran disponibles una gran variedad de materiales aislantes para las paredes, como poliestireno, placas de madera y láminas de aluminio chapado.

Las ventanas

Cuando hablamos de ventanas comunes, las pérdidas de calor podrían ser hasta cuatro veces mayor que las ventanas eficientes. El método más eficaz para conservar el calor son las ventanas con doble acristalamiento con cámara de aire en su interior, estas ventanas evitan perdidas de calor de hasta un 40%.  Si usted no desea instalar las ventanas de doble acristalamiento, puede utilizar silicona o burletes para sellar las ventanas, de esta manera podría obtener un ahorro de entre un 5 y un 10% de energía.

Las persianas

Otro de los principales puntos de fuga de calor es el cajón donde se enrolla la persiana. Una forma de evitar la pérdida es colocando paneles de corcho en la estructura de la cara interior de la caja, además es aconsejable sellar las rejillas con silicona o masillas. Este problema no ocurre instalando nuestro cajón de persiana Rolaplus que además contribuye a mejorar los valores de aislamiento de nuestras ventanas.

Las puertas

Si las puertas dan al exterior se podrían instalar también burletes y juntas para la parte interior de los perfiles, de esta manera evitamos la entrada de aire del exterior.

Los techos

Los pisos más fríos suelen ser los últimos de los edificios. Esto se debe a que la mayor parte del calor se pierde a través del techo. La instalación de un falso techo de placas de yeso laminado podría ser una buena solución para evitar la pérdida de calor. Otra opción serían las cubiertas a dos aguas que evitan la perdida de calor formando una cámara de aire.

¿Y usted? ¿Tiene una vivienda debidamente aislada? Coméntenos su problema y le ayudaremos a solucionarlo.

Dejar respuesta