El otoño trae consigo las filtraciones de humedad

En algunos hogares es habitual que reaparezcan las manchas de humedad alrededor de los huecos de ventanas cuando comienzan las primeras lluvias. Esto ocasiona pequeños deterioros en paredes, suelos y en ocasiones hasta en el mobiliario que tenemos en nuestras viviendas.

Cuando esto ocurre, básicamente se puede deber a dos motivos, por tener unas viejas ventanas, porque estén mal instaladas, o por ambos casos a la vez, ventanas viejas y además mal instaladas.

Las filtraciones y por tanto las manchas de agua, se pueden deber a que entre la ventana y el vierteaguas inferior de la obra, entre la ventana y los puntales laterales, o entre las guías de la persiana contra el vierteaguas inferior, no se han sellado correctamente, y el resultado por tanto al cabo del tiempo, -si las lluvias además persisten en el tiempo-, es una acumulación de agua que produce estos percances en nuestras viviendas.

Unos perfiles de ventana deteriorados, o de baja calidad pueden producir los mismos efectos, de ahí la importancia de contar con unas ventanas de calidad y garantía. Las ventanas que se producen en las modernas fábricas de carpintería, suelen contar con las más modernas técnicas de sellado que aplican en sus productos, y que a su vez se trasladan a la instalación de la mismas ventanas en nuestros hogares.

Si nuestras ventanas cuentan además con unos herrajes de calidad y unos cristales eficientes a nivel de aislamiento térmico, nuestro hogar se va a beneficiar además de un ahorro energético en la factura de luz o de gas.

Es evidente que unas buenas ventanas instaladas por profesionales eliminan de raíz este problema para siempre en nuestro hogar, además de suponer un ahorro en la factura energética del hogar, ya que por donde se cuela la humedad, se escapa la calefacción.

SOLICITA PRESUPUESTO AHORA y pon fin a tus problemas de humedad.

Dejar respuesta