Una de cada cinco viviendas hizo alguna reforma en 2015 en España.

Según datos de donpiso.com durante el pasado año 2015 en España se realizó algún tipo de reforma en 1 de cada 5 hogares. Así mismo, nos indica que el gasto medio por reforma fue de 4.464 euros, lo que representa un 51% más que en 2012. Este incremento se ha producido pues las reformas realizadas han sido de mayor importe, de tal forma que durante los últimos 3 años el incremento se ha ido sucediendo de forma progresiva.

Si además tenemos en cuenta que el 61% de estas primeras viviendas en España se construyeron hace más de 30 años, esto nos lleva a la conclusión que la mayor parte de los inmuebles de segunda mano requieren realizar obras en ellos.

A todo esto se une que la compraventa de viviendas de segunda mano ha aumentado en junio hasta un total de 38.845 operaciones, la mayor cifra desde enero de 2013. Hay que considerar que el precio medio por metro cuadrado de las viviendas de segunda mano es de 1.555 €.

Hay que indicar que la adquisición implica pagar un Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP) de entre el 6% y el 10% sobre el precio de venta reflejado en la escritura pública de compraventa, salvo que el valor comprobado por Hacienda sea mayor, en cuyo caso el citado porcentaje se aplicará sobre el valor establecido por la Agencia Tributaria.

Por otra parte el precio medio de la vivienda nueva a alcanzado la cifra de 2.052 euros por metro cuadrado. A este precio se le tiene que añadir un 10 % de IVA sobre la escritura del inmueble y del garaje, por ser primera entrega de vivienda.

Pero, ¿qué nos interesa más, comprar vivienda nueva o una de segunda mano para reformarla?

Según los expertos comprar para reformar sale rentable. Los últimos datos indican que se ha producido un incremento en la adquisición de viviendas de segunda mano frente a la compra de pisos nuevos, concretamente en un 12,1 %.

En este sentido Reparalia, empresa especializada en el cuidado del hogar y en la gestión integral de siniestros y reparaciones, ha elaborado un listado de las razones por las que reformar está de moda. Para ello desmonta 5 mitos muy comunes sobre los pisos antigüos:

Mito 1: Su ubicación los encarece

Esto no es así. Su relación ubicación/precio es la mejor. Además suelen ofrecer una mayor posibilidad de negociación al necesitar alguna reforma y soportan una menor carga financiera que permite al vendedor rebajar el precio.

Mito 2: Mientras más vieja la casa peor será la reforma

Cuanto más vieja, más reforma necesitará. Pero, en cuanto aseguremos que el estado general del edificio es bueno, se aplica la máxima de `cuanto peor, mejor´. Esta viene a decir que es más fácil y eficaz `empezar de cero´ que `tapar parches´, y además a mayor volumen de negocio se consiguen mejores precios.

Mito 3: El gasto de la reforma lo invertiré en un piso nuevo pero más grande

Teniendo en cuenta la diferencia actual entre el precio/m² de un piso de segunda mano y uno nuevo; si tomamos como referencia un piso de 100 m² la diferencia entre elegir casa antigua frente a vivienda nueva llegaría a suponer un ahorro de hasta 36.000 €. Con un presupuesto así los expertos de Reparalia calculan que se podría realizar: la reforma de la cocina con muebles incluidos, la reparación completa de dos baños, limpieza de paredes y pintura de todos los espacios, así como cambiar ventanas, colocar parquet o tarima y renovar la instalación eléctrica y de calefacción.

Mito 4: Mantener un piso antiguo siempre es más caro

Haciendo reforma de un piso usado podrás ahorrar a largo plazo en varios puntos. Por ejemplo, las viviendas de obra nueva suelen incluir algunos servicios que conllevan el incremento del gasto de la comunidad. Además, como indicábamos al comienzo del artículo los pisos nuevos están sujetos a un 10% de IVA, mientras que los de segunda mano soportan el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) que varía entre un 6% y un 8%.

Mito 5: Una obra siempre supone un contratiempo

Generalmente durante un tiempo la vivienda que estás reformando no estará habitable, pero hacer realidad la vivienda de tus sueños y poder adaptar cada estancia a tus necesidades es altamente reconfortante y divertido.

Y un punto más a favor de la reforma de vivienda usada: si después de la reforma quieres venderla, la vivienda se habrá revalorizado en más de un 10 %.


Después de todo esto, ¿sigues teniendo miedo a reformar?

Si quieres cambiar tus ventanas llámanos y te ayudaremos a conseguir una vivienda más confortable con nuestras ventanas altamente eficientes.

Dejar respuesta